Aptus | Noticias de educación, cultura, arte, formación y capacitación

Crearon una revista dedicada al cuento

El escritor, politólogo, docente y director del diario Hoy Día Córdoba, Nelson Specchia, puso en marcha Clarice.

Clarice es «una revista de letras e ideas», porque notó que no había espacios para publicar cuentos, ni críticas, ni entrevistas, cuentos de ficción, y esa advertencia lo llevó a fundar una revista que comenzó siendo en formato digital pero se topó con los lectores de Carlos Busqued, a quien dedicó el segundo número, y se vio obligado a sumar la edición en papel.

«Me interesa escribir literatura, soy politólogo, doy clases en la universidad pero mi vocación es la escritura y siempre me sentí más cómodo con los cuentos», dice desde Córdoba en una charla telefónica con Télam el autor de libros como «Como un vaso sin whisky entre las manos» o de «Espejos nublados».

Para Specchia, «hay cierta dificultad con el cuento» y cita como ejemplo: «A los que escriben cuentos, los editores les dicen ‘¿y cuándo me vas a traer la novela?’ y nunca les dicen ‘¿cuándo me vas a traer el libro de cuentos?'».

«Hay una dificultad objetiva para publicar cuentos en las editoriales importantes y al mismo tiempo es una de las cosas más originales que la literatura argentina ofrece al mundo: Borges, Quiroga, Cortázar», reflexiona sobre el punto de partida de Clarice, la revista que publica cuentos y puede leerse y descargarse en https://claricerevista.wixsite.com/home/home.

Publicaciones

Identificada esa contradicción, Specchia fundó esta publicación que ya tiene tres números: «Dije voy a hacer una revista, la voy a financiar yo, para publicar obra, no análisis, critica. Desde que Mempo Giardinelli dejó de hacer Puro cuento, no hay publicaciones de cuentos, de obras. La crónica, novela corta, la nouvelle o la autoficción las llevás a cualquier lugar y te la compran, ahora llevás un proyecto de ficción, de fantástico, que no tenga que ver con la biografía, ni con la época, es decir que no se acerque a la crónica y es muy difícil».

Así nació Clarice, en la primavera-verano 2021 y con una edición dedicada a los dominios de la siesta en la que hay textos de Flor Canosa, Debret Viana, Alejandro Jallaza, Cezary Novek y Emiliano Salto, entre otros. «La pusimos on line, esperábamos hasta 200 visitas y tuvo 2500».

¿Por qué Clarice?

«Porque cuando la estábamos craneando era un aniversario de Lispector y me pareció que siendo mujer, judía, que adoptó un idioma latinoamericano, que escribió su obra en cuentos especialmente pero también cronista, ensayista, era una opción, ya que eran un montón de rayos apuntando a ella».

El número dos, con Busqued como eje central, fue el que demandó impresiones en papel. Specchia cuenta que lo sorprendía la cantidad de gente que le escribía pidiendo la versión impresa, y ahí decidió dar el salto y Clarice se duplicó: tiene versiones en digital y en papel.

Resalta que a Busqued «le encantaban los cuentos, le fascinaban» y asevera que «de hecho era un gran lector de cuentos y un gran cuentista».

El tercer numero salió hace días y se llama «Carne de cañón». «Nos preguntamos qué cuestiones le plantea hoy la diversidad sexual a la cultura», resume el editor el trabajo de esta revista de invierno 2022 -todos los números están ordenados por estaciones del año- en la que hay cuentos de Liliana Colanzi, Mariano Quirós, Inés Kreplak y Fabio Martínez, entre otros.

Comentar