Aptus | Noticias de educación, cultura, arte, formación y capacitación
Museos en redes

Museos en redes, de la presencialidad a la virtualidad

Es un desafío muy grande adaptar los contenidos, los eventos y las propuestas de un centro cultural a las nuevas tecnologías, pero cada vez más frecuentes.

Las muestras montadas en los museos suelen ser complejas y muchas veces demandan una explicación exhaustiva sobre sus procesos, ejes constitutivos o propuestas pedagógicas, dificultades que no parecen compatibles con la ligereza y la atomización de contenidos que impone TikTok a su usuarios.

Museos en redes


Centro Cultura Kirchner

¿Cómo entran en tensión estas narrativas con los formatos breves y dinámicos de TikTok? Según María Sureda, «es un desafío muy grande adaptar los contenidos, los eventos y las propuestas de un centro cultural como el Kirchner porque son sumamente contundentes».

Muchas de las adaptaciones implican trasladar «una propuesta que tiene 270 artistas de todo el país a una pieza audiovisual que no puede durar más de 15 segundos», detalla la representante del CCK.

«El tiempo en TikTok es tirano. Uno no puede hacer un video de un minuto contando o haciendo un recorrido de una exhibición porque la gente sigue de largo. Entonces, implica adaptar propuestas muy inmensas y muy bellas a una pieza audiovisual de 15 segundos que no aburra, que tenga ritmo sin que pase a ser una pavada -explica Sureda-. La idea también de un centro cultural es transmitir cultura. Entonces es encontrar un equilibrio entre contar algo para que se aprenda y que al mismo tiempos sea corto, lúdico y divertido».

Cuando el CCK tomó la decisión de abrir TikTok, realizó un relevamiento de los espacios argentinos y se encontraron con que la oferta era acotada. «Estaba, por ejemplo, el Museo de Arte Moderno pero nos sirvió muchísimo mirar como trabajan los museos de afuera», subrayó Sureda.

Sin embargo, la primera impresión fue que los contenidos de los museos internacionales «no encajaban con las propuestas del CCK», señaló la coordinadora de Contenidos Digitales.

«Sentimos que eran videos demasiado light o demasiado lúdicos y nosotros lo que tratamos de hacer es no subestimar a la audiencia de TikTok y ofrecerles contenidos para que aprendan, para que conozcan la cultura argentina. Decidimos no adaptarnos en un 100% a las pavadas de TikTok», confesó Sureda.

El Museo de Arte Moderno

En este contexto, el Museo de Arte Moderno tomó una decisión clave: no adaptaría únicamente los contenidos de la presencialidad al espacio virtual de TikTok, sino que crearía «contenido específico para las plataformas digitales, pensado para estas audiencias, con el objetivo de dialogar y ampliar la experiencia física», señalan los responsables del área de Comunicación.

Malba

Desde el Malba, Álvarez Campos señala: «Vamos a estar atentos a las tendencias generales que existen pero el museo tiene su propia identidad que nos parece muy importante respetar. El fin último es difundir el arte latinoamericano en general y la Colección de Malba en particular. Queremos que TikTok sea otro canal de difusión pero también otro espacio de creatividad para el museo donde se vean contenidos exclusivos».

La gestora de contenidos destaca que ya con la pandemia, debieron frenar y repensar nuevas formas de adaptación en la virtualidad. «Por un lado, trasladamos gran parte de los programas a la virtualidad (redes, zoom, web) y organizamos muestras online, ciclos de cine, conferencias, conversaciones, debates. Pero no empezó ahí. Desde el año 2008 -con el surgimiento de las primeras redes sociales- el museo lleva adelante una estrategia digital 360 y tiene una participación activa y sistemática en redes y en la creación de contenidos online», indica. Y remata: «Ya no es más su espacio físico en la avenida Figueroa Alcorta, sino que es un museo híbrido que tiene una parte física y otra virtual», señala.

Comentar