Aptus

Los mejores y peores lugares para estudiar

Los estudiantes suelen pasar muchas horas sentados frente a libros, apuntes y computadora. El problema es que cuando no adoptan una correcta postura, o lo hacen en lugares inadecuados, suelen contraer dolores de espalda y otras complicaciones de salud.

El sitio Cosas de Educación brindó unos consejos para evitar este tipo de inconvenientes y poder seguir estudiando sin dificultades.

Postura correcta para estudiar: cabe aclarar que estar mucho tiempo sentado no es nada saludable, por lo que es recomendable levantarse cada cierto tiempo para estirarse y hacer algo de ejercicio. Una vez hecho esto, el tiempo que pases sentado debes procurar seguir los siguientes puntos.

Estudiar en el sitio correcto: no es nada conveniente estudiar tumbado o recostado en el sofá o en la cama. Aunque hoy en día con las tablets y las notebooks es fácil ponerse en cualquier sitio, tenés que evitar hacerlo de cualquier modo. Para eso, elegí una mesa y una buena silla. Esta última debería tener un respaldo que cubra toda la espalda y lo mejor es que sea regulable en altura.

Adoptá la postura adecuada: conseguidos estos elementos, debés ubicarte correctamente. Para ello los pies tienen que estar apoyados en el suelo y las rodillas formando un ángulo de 90º y que estén al mismo nivel que las caderas o ligeramente por encima de estas.

La parte inferior de la espalda tiene que estar apoyada lo más cerca que sea posible al respaldo de la silla, procurando además respetar la curvatura natural de la espalda, y además el arco lumbar debe estar sujeto. Hay sillas que tienen un apoyo lumbar, o podés conseguirlo utilizando un almohadón anatómico. Por último la mesa sobre la que estudies debe estar a la misma altura que los codos.

Y recordá que debés hacer descansos periódicos cada media hora más o menos y aprovechar para estirarte y hacer pequeños ejercicios musculares. De esta forma evitarás la aparición de contracturas y molestos dolores de espalda.

Imagen: Her Campus

Comentar