Aptus | Noticas de educación, cultura, arte, formación y capacitación

Educación de lenguas de señas como “pedagogía sorda”

La Municipalidad de Rosario organizó reunión virtual sobre formación de docentes e intérpretes en lenguas de señas.

En el marco de la “Semana de las personas sordas”, una conferencia vía Zoom y Facebook Live reunió a destacados referentes en la materia de toda Sudamérica, a fin de compartir trayectos recorridos y nutrir las agendas de proyectos en común.

Este tipo de actividades busca promover las lenguas de señas y la cultura sorda para fortalecer el multilingüismo como una forma de impulsar, proteger y preservar la diversidad lingüística y cultural a nivel internacional.

El encuentro contó con la presencia de Marco Arriens (Brasil), formador de docentes e intérpretes de lenguas de señas y reconocido como referente en toda Latinoamérica. Actualmente es miembro del Registry of Interpreters for the Deaf de Estados Unidos y cuenta con la Mención Honorífica de “cuidador” de la Federación Nacional de Educación e Integración de Sordos de Paraná, Brasil.

También estuvieron presentes Gabriela Martín, presidenta del Círculo de Sordos de Rosario, y Adriana Ciarlantini, directora de Discapacidad de la Municipalidad.

La pedagogía sorda

Los diferentes capítulos de la disertación fueron presentados, a modo de preguntas, por la intérprete de lengua de señas argentinas Adriana Andrada, quien representa a Arriens en la Argentina. Se destacó también la labor de los intérpretes Nahuel Alberto Sepúlveda y Débora Lilian Brondo, cuyo aporte fue indispensable para garantizar la comunicación con los participantes sordos, tanto de Argentina como de Brasil.

Durante su disertación, Marco Arriens hizo hincapié en la experiencia en su país de origen, Brasil, y destacó el concepto de “pedagogía sorda”.

Esto se traduce en que la lengua de señas debe ser usada sin ninguna interferencia de la oralidad, enseñar las palabras dentro de un contexto, una frase, y reforzar las identidades sordas (arte, cultura, folclore). Esta pedagogía incluye maestros sordos, es visual y apunta a que se aproveche el potencial de las personas de esta condición.

Arriens también señaló cuatro puntos vitales para el aprendizaje: superación de la lengua como estatus, superación de la perspectiva clínica de la educación de los sordos, necesidad de profesores sordos y reconocimiento político de las personas sordas.

Dentro de estas categorías detalló que se debe incorporar la lengua de señas como un programa escolar, pasando de una concepción de esta lengua como “status” a trabajarla como “corpus”. Esto significa que la lengua de señas, más que una salvedad para incluir a personas no oyentes, debe ser parte del currículum de todas las escuelas, particulares y gubernamentales, garantizando su enseñanza también a las personas oyentes. Esto en Brasil ya se aplica, incluso en niveles superiores de educación.

Más allá de la perspectiva clínica

Otro de los conceptos es la superación de la perspectiva clínica de los sordos, ya que no debería ser un problema de la escuela, que si bien la puede ofrecer, no tiene por qué ser el objetivo principal.

Uno de los puntos destacados a lo largo del encuentro lo constituyó la prioridad de adultos y profesionales sordos en el proceso educativo, ya que constituyen un modelo identitario para las personas que están aprendiendo.

Arriens también mencionó el reconocimiento político de la persona sorda como una minoría lingüística con una identidad cultural igual al resto.

La directora de Discapacidad de la Municipalidad de Rosario, Adriana Ciarlantini, destacó la importancia de este tipo de encuentros para que todas las personas puedan comprender cuál es el camino y lograr una mejor calidad de educación para esta población, y enfatizó: “Hay que pensar en el futuro y eso empieza en la educación de niños y niñas”.

Gabriela Martín, presidenta del Círculo de Sordos de Rosario, expuso acerca de la lucha que llevan adelante para poder implementar estos cambios: “Soy una ex alumna y es muy difícil la comunicación, la lectura y la escritura. Era muy joven e iba aprendiendo de a poco, pero falta mucho para poder avanzar. Muchas gracias a todos por esta apertura”.

Comentar