Aptus

¿Cómo enseñar Arte en el siglo XXI?

Los estudios de arte están cambiando. El profesor debe contar con las últimas tendencias artísticas sin olvidar el estudio de la tradición

La figura del artista parece quedar diluida en el siglo XXI entre los nuevos soportes tecnológicos. Sin embargo desde las Academias de Arte se está haciendo un esfuerzo por impulsar el papel del creador.

El Arte se podría definir como una representación estética de la realidad. Los estudiantes de arte tienen en sus manos la posibilidad de jugar e interpretar la realidad. Para conseguir estimular sus capacidades el profesor debe de contar con los conocimientos oportunos.

Un profesor en contacto con las últimas aplicaciones tecnológicas y con un conocimiento de la tradición artística puede estimular a los estudiantes. Lo más importante en el siglo XXI no está en controlar la técnica, sino en pensar como un artista.

La sociedad demanda de nuevos formatos e ideas. El mundo del arte debe estar abierto a esta demanda. Para ello las clases de arte deben de concebirse como un laboratorio de ideas y experimentación. Así será como la producción artística en el siglo XXI podrá desarrollarse.

Convertir la clase en un laboratorio

Un profesor de arte cuenta ahora con diferentes retos. Su misión está en transmitir a los alumnos la afición por la nueva tecnología y el conocimiento de la tradición artística. Pasado y futuro se dan la mano en la enseñanza hoy en día.

1. Un estudio de la tradición artística

Conocer lo que ya se ha hecho permite al estudiante trabajar desde un nuevo punto de partida. El profesor de arte del siglo XXI no puede dejar atrás la historia del arte. Los alumnos deben de conocer los derroteros en los cuales se ha movida hasta ahora el mundo artístico.

2. Buscar nuevas soluciones de la mano de la tecnología

Nuevos formatos protagonizan la obra de arte contemporáneo. Para el desarrollo de los artistas es necesario que en los estudios tengan acceso a las nuevas tecnologías. El mundo digital ha conseguido nuevas fórmulas de expresión. Los estudiantes de arte deben conocerlo todo acerca de la tecnología.

3. Comprender el contexto actual

El contenido sigue siendo lo más importante en las obras artísticas. Los actuales trabajos en arte interpretan la realidad más inmediata. A la hora de formarse los estudiantes deben de contar con un posicionamiento sobre la realidad que les circunda y capacidad para su interpretación.

Fuente: Universia España
Imagen: archivo de imágenes

Comentar