Aptus

Becas de la Fundación Carolina: cómo acceder a una

Ofrece más de 650 cupos en diversas áreas para estudiantes iberoamericanos que quieran completar su formación en España

La Fundación Carolina presentó la convocatoria de sus becas para estudiantes de países iberoamericanos que quieren completar su formación en España. Por el momento cuenta con 650 cupos, aunque estaba previsto que el número se incremente.

El plazo de solicitud para becas de posgrado, estudios institucionales y proyectos al emprendimiento finaliza el 20 de marzo, según consignó el sitio Universia. Por otra parte, el de la convocatoria de becas de doctorado, estancias cortas y movilidad del profesorado brasileño y portugués finalizará el 7 de abril.

Esta es la oferta actual de la Fundación Carolina:

  • 378 becas de posgrado, incluyendo 17 que son renovadas.
  • 135 becas de doctorado que incluyen 95 renovaciones.
  • 60 becas de estancias cortas postdoctorales.
  • 24 becas de movilidad para profesores brasileños.
  • 15 becas de movilidad para profesores portugueses.
  • 2 becas de proyectos al emprendimiento.
  • 36 becas del programa del CESEDEN (Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional).

Cómo inscribirse

Las solicitudes se presentan online, previo registro en su portal e inicio de sesión.

En el «Área de becarios y solicitantes» se encuentran todos los programas a los que podés acceder. Consultá los requisitos necesarios y una vez que lo tengas claro será el momento de rellenar tu solicitud.

Aunque no tendrás que adjuntar documentos físicos, sí deberás especificar en tu solicitud tu trayectoria académica y profesional, los idiomas que hablás y tendrás que incluir también una fotografía pequeña. A través de tu perfil en la Fundación Carolina podrás consultar el estado de tu solicitud.

Las becas de la Fundación Carolina te permitirán enriquecerte más allá del ámbito académico y profesional gracias a las relaciones que podrás establecer en tu estancia en España. Además te desenvolverás en un entorno multicultural muy enriquecedor.

Imagen: University of Chester

Comentar