Aptus | Noticias de educación, cultura, arte, formación y capacitación

Un Astérix sin hispanismos desembarca sudamérica

La obra llega a Uruguay, Chile, Bolivia, Paraguay y Argentina.

La saga Astérix fue traducida al castellano neutro por Leopoldo Kulesz, “con el objetivo único de ser fieles al original”, permitiéndose algunos giros locales en las conversaciones entre los adolescentes del último número, vinculados a los países de Sudamérica donde se distribuye; tales los casos de Argentina, Uruguay, Chile, Bolivia y Paraguay y “solo porque se lo permite (Jean-Yves) Ferri en la versión francesa”, dice el editor de Libros del Zorzal.

“El desafío principal fue la traducción de los juegos de palabras”.

“Armé un equipo de 12 personas para pensar y revisar mi traducción. Hay juegos de palabras hasta donde en el original no hay. Por ejemplo, en ‘Astérix y los godos’ un romano le dice al que le quiere pegar, literalmente: ‘¡Soy romano, soy romano, soy romano!’ y en nuestra traducción pusimos ‘¡No me peguen, soy romano!'”.

Los juegos que propone el guion con los nombres de los personajes se pierden en su paso al español, como Idefix, el perro de Obelix, que coincide fonéticamente en francés con la frase “idea fija” o, Assurancetourix, ‘assurance tous risques’ en francés, que significa ‘seguro contra todo riesgo’ y que pierde sonoridad en su adaptación al español. ¿Eso pudo saldarse de alguna manera?

“En la traducción española, en muchísimos nombres se pierde el sentido y la sonoridad -indica Kulesz-. Por dar un ejemplo, el sobrino del jefe Abraracurcix en ‘Astérix y los normandos’ se llama en el original francés Goudurix, que proviene de ‘goût du risque’, ‘gusto por el riesgo’ o ‘propensión al riesgo’. En la traducción española lo llaman Goudurix, sin relación con el sentido, pero en la nuestra lo llamamos Frenetix”.

Pero, “y esta fue mi decisión más difícil -señala el traductor-, elegí no cambiar tres nombres que, desde el punto de vista del sentido y la sonoridad, deberían cambiarse: Abraracurcix, Asuranceturix e Idefix”.

Se trata de “personajes demasiado emblemáticos como para cambiarlos. Una lástima a la vez, ya que Abraracurcix, por ejemplo, viene de ‘a bras racourci’, abrazo partido. Estos personajes fueron inmortalizados así en la traducción anterior y me pareció que cambiarlos atentaría con la identidad de toda la serie”, concluye.

Comentar