Aptus | Noticias de educación, cultura, arte, formación y capacitación

Raúl Barboza regresa a Rosario

El acordeonista se presenta el domingo 13 marzo, a las 21, en Plataforma Lavardén

El domingo 13 marzo, a las 21, en Plataforma Lavardén, el consagrado acordeonista Raúl Barboza regresa a la ciudad junto Nardo González en guitarra; Cacho Bernal en percusión y Roy Valenzuela en contrabajo. En su gira de verano estará interpretando su más reciente repertorio y clásicos de la música popular.

Su participación en el Festival de Cosquín el pasado viernes 29 de enero, al frente de su cuarteto que se complementa con Nardo González en guitarra; Cacho Bernal en percusión y Roy Valenzuela en contrabajo, fue distintiva y considerada por la prensa especializada como uno de los momentos artísticos más altos del festival.

Más fuerte aún fue el efecto de su presentación en la 26°Fiesta Nacional del Chamamé en Corrientes, el cuarteto más el acordeonista Francis Varis brillaron con sus interpretaciones chamameceras justamente en la tierra del chamamé.

Raúl Barboza es considerado el máximo exponente del chamamé a nivel mundial. En su última visita al país realizada enero del 2014, dejó grabadas las bases de lo que será su disco número 70 en su extensa trayectoria artística, su reconocimiento internacional logró consagrar al género litoraleño en los cinco continentes, es convocado frecuentemente por reconocidos festivales tales como Reading Womad (Inglaterra), Alte Oper Frankfurt (Alemania), Festival Internacional de Jazz de Montreal (Canadá) y Festival de Montreaux(Suiza), entre otros.

En el presente año Barboza fue distinguido por tercera desde su radicación en Francia con el Gran Prix Charles Cros de la Academia de la Música, en el rubro Músicas del Mundo por el disco Chamamémusette compartido con el acordeonista francés Francis Varis. Anteriormente lo había recibido en 1990 por la grabación de una versión del vals de Angel Cabral “Que nadie sepa mi sufrir”popularmente reconocido en Europa con el nombre de “La Foule”; luego en 1993 vuelve a ganar dicho premio por la edición de su primer disco en aquel país, conocido también por el nombre de “El Colibrí” por el dibujo que lleva en su tapa.

En el año 2000 el Ministerio de Cultura de Francia le otorga la Orden de Caballero de las Artes y las Letras.

Imagen: www.necocheatotal.com.ar

Comentar