Aptus | Noticias de educación, cultura, arte, formación y capacitación
Kinesiología educativa

Qué es la Kinesiología educativa

Se trata de una disciplina que combina elementos propios de la kinesiología, de la educación y de la neurociencia con el fin de mejorar el aprendizaje del alumno. Se basa en el principio de que el movimiento es esencial para un buen desarrollo cognitivo y emocional

Uno de los aspectos importantes de la Kinesiología Educativa es la que hace referencia a la integración sensorial. El elemento sensorial tiene un papel fundamental dentro del aprendizaje, ya que gracias al mismo la persona es capaz de recibir, procesar y comprender la información relativa al entorno. La Kinesiología se vale una serie de ejercicios específicos para que los estudiantes sean capaces de sacarle el máximo partido al sistema sensorial y con ello mejorar a la hora de concentrarse y regular de manera óptima las distintas emociones.

Otro elemento que hay que destacar de la Kinesiología Educativa es el desarrollo de las habilidades motoras. Hay una relación entre el desarrollo motor y el aprendizaje de tipo académico. De esta manera, mediante ejercicios específicos, se persigue el fortalecer la coordinación motora de los alumnos y por consiguiente una gran mejora en las habilidades motoras.

La Kinesiología aplicada a la educación ofrece una serie de aspectos positivos y beneficios a los alumnos:

  • Mejora en el rendimiento académico

La Kinesiología Educativa va a proporcionar herramientas y técnicas que ayudan a optimizar el funcionamiento global del cerebro, dando lugar a un mejor rendimiento académico del alumno. Al estimular y desarrollar las habilidades cognitivas, como es el caso de la atención, de la memoria o del pensamiento lógico, los estudiantes son capaces de procesar y retener la información de manera totalmente eficaz.

  • Ayuda a desarrollar habilidades motoras

La Kinesiología educativa va a contribuir entre otras cosas a desarrollar habilidades motoras tanto finas como gruesas. De esta manera hay una mejora evidente en la escritura o en la lectura de los estudiantes, contribuyendo a un mayor éxito en lo relativo al entorno educativo.

  • Integración sensorial

La Kinesiología educativa contribuye a que se pueda interpretar la información sensorial de una manera eficaz. Los alumnos tienen la capacidad de integrar la información sensorial consiguiendo de esta forma, una mejora tanto en la capacidad de atención como de concentración.

  • Desarrollo socioemocional

A través de una serie de juegos y de dinámicas de grupo ,la Kinesiología Educativa va a fomentar el desarrollo de habilidades socioemocionales de los alumnos. Los estudiantes aprenden a trabajar en equipo, a expresar sus diferentes emociones de una manera óptima, y a desarrollar empatía hacia los demás compañeros. Estas habilidades sociales y emocionales son claves y esenciales a la hora de establecer relaciones saludables con los demás y para conseguir un buen desarrollo del estudiante.

  • Regulación y control emociones

La Kinesiología Educativa va a proporcionar una serie de estrategias y técnicas, para que los estudiantes no tengan problema a la hora de identificar y controlar las emociones de una manera saludable. Esto hace que el ambiente en el aula sea buena y positivo y los estudiantes estén plenamente capacitados para hacer frente a posibles problemas.

  • Estimulación cognitiva

La Kinesiología Educativa usa y pone en práctica ejercicios y actividades físicas que van a estimular diferentes zonas del cerebro, algo que es perfecto a la hora de estimular y desarrollar el sistema cognitivo de los alumnos. Esta serie de ejercicios ayudan a mejorar la memoria y la capacidad de resolver y solucionar problemas de una manera óptima.

En definitiva, se puede decir que la Kinesiología aplicada al campo de la educación, va a tener el fin y el objetivo de potenciar el aprendizaje de los alumnos a través del movimiento y de la actividad física. Los beneficios y los aspectos positivos de esta disciplina están totalmente probados y van mucho más allá del ámbito de la escuela. Algunos de tales beneficios o aspectos positivos serían un mayor desarrollo de las habilidades motoras, mayor capacidad a la hora de gestionar y controlar las emociones y una mejora evidente en el rendimiento académico.

Fuente: www.formacionyestudios.com

Comentar