Aptus

Minecraft Education Edition: aprendizaje basado en el juego

La idea es usar el videojuego como hilo conductor en la enseñanza de habilidades sociales básicas, y en el desarrollo de cualidades personales que pueden ayudar a los estudiantes a estar más preparados de cara a su futuro

En los últimos meses todo el mundo habla de Minecraft como herramienta en educación. El lanzamiento de Minecraft: Education Edition ha hecho que muchos se interesen por el videojuego, que a partir de ahora tendrá su propia versión específicamente diseñada para el aula.

Tras haber hablado de las posibilidades y los beneficios de usar Minecraft en clase, hay muchos que continúan teniendo una duda capital: Realmente, ¿qué es Minecraft? ¿Cómo es posible que un videojuego pueda tener cabida en el aula y en la educación? Para los que no sepan de qué trata o para los que nunca lo hayan visto en acción, el portal educaciontrespuntocero.com cuenta los detalles de Minecraft, que por si fuera poco es considerado por muchos uno de los títulos más exitosos de la historia de los videojuegos.

¿Qué es Minecraft? Un mundo abierto… basado en bloques

Minecraft llama la atención en el momento en el que lo ves por primera vez. No sólo sus cifras – oficialmente han vendido 22,4 millones de unidades, y sólo contando la versión PC/Mac – son impresionantes, también la esencia del juego llamará la atención.

No son gráficos trabajados, al contrario que la tendencia más habitual de las grandes franquicias del mercado. En Minecraft todo es pixelado, lo cual le aporta un encanto especial a la vez que permite ejecutarlo sin problemas en ordenadores que no sean de la última generación. Puede parecer incluso un juego vetusto, ya oxidado por el paso del tiempo; la realidad es que este es su gran encanto.

El mundo de Minecraft es infinito y se basa en bloques, la inmensa mayoría de ellos con forma de cubo y de las mismas dimensiones. Y sí, decimos bien, infinito, ya que podrías empezar a recorrerlo sin llegar nunca jamás al borde; antes se agotará el almacenamiento de tu ordenador.

Además de infinito es dinámico. No existen dos mundos iguales, pues cada vez que inicias una nueva partida se crea un mundo nuevo, diferente del anterior. Aunque tu visión es limitada, podés ir caminando por el mundo para ir descubriendo diferentes cosas: comunidades, animales, acontecimientos naturales (volcanes, cuevas, etc.), y lo más interesante de todo: deberás ir recogiendo materiales para ir avanzando en el juego, construyendo nuevos objetos o mejorando los que ya tengás.

Uno de los principales objetivos de Minecraft es precisamente este: ir descubriendo nuevos objetos, recetas y posibilidades con las que por ejemplo podés sustituir tu espada de madera por una de hierro, y luego una de acero. Sólo en el juego original existen cientos de objetos que podés – debés – ir descubriendo.

Fuente: educaciontrespuntocero.com

Imagen: venturebeat.com

Comentar