Aptus | Noticas de educación, cultura, arte, formación y capacitación

La escuela piensa nuevas tecnologías de infraestructura

El anuncio del nuevo protocolo para un regreso seguro a las aulas disparó las consultas de las entidades educativas para contar con las herramientas que les permitan cumplir con todas las disposiciones, entre ellas las cámaras térmicas que ya se utilizan en otros espacios de gran concurrencia de personas y que permiten medir la temperatura y controlar el uso de tapabocas a nivel masivo.

El nuevo protocolo para el regreso a clases aprobado de forma unánime exigirá más prevención y control para evitar la propagación del Covid-19 en colegios y universidades.

Esto generó una alerta entre los directivos de colegios y universidades, que ya comenzaron a averiguar cómo mejorar sus instalaciones para que la vuelta sea 100% segura, realizando controles más rápidos y eficaces. Una de las consultas que más se repiten es por la disponibilidad de las cámaras térmicas.

Esta tecnología permite monitorear con precisión la temperatura manteniendo un ingreso fluido de niños y niñas, a un ritmo de más de 1000 personas en 10 minutos. Adicionalmente, las cámaras térmicas permiten la detección facial de quienes ingresen a los establecimientos para saber si tienen o no el tapabocas y si está correctamente colocado. El uso del tapabocas será obligatorio según el nuevo protocolo.

“Tiene un margen de error de +/- 0.5 grados, que se realiza sin contacto con el alumno, pudiendo medir en un rango de 0.3 hasta 1.5 metros y que es ultra rápido: demora tan solo medio segundo.” señala Juan Pablo Coletti, Director de Latam International Strategy Partners en Dahua Technology. Esto permitiría organizar el horario de entrada evitando la aglomeración de alumnos en la puerta del colegio.

 

Comentar