Aptus | Noticas de educación, cultura, arte, formación y capacitación

Inteligencia artificial: ¿El cerebro del futuro?

¿Qué es lo que sigue haciendo cada vez más inteligentes a las personas si ya se tienen todas las necesidades cubiertas? La respuesta es muy sencilla, la tecnología

El cerebro se está reduciendo porque nuestra biología se basa en la supervivencia y no en la inteligencia. Hoy en día tenemos cubiertas todas las necesidades, es decir, no precisamos de la creación de herramientas o el desarrollo del lenguaje. Esto hace que nuestra inteligencia sea “menos necesaria”. Pero, ¿qué es lo que hace que lo humanos sean cada vez más inteligentes?

Si bien durante los últimos dos millones de años, el cerebro ha crecido constantemente, desde hace unos 20.000 años que está menguando, a tal punto que los científicos predicen que si el cerebro sigue reduciéndose, en unos 2.000 años va a ser de similar tamaño que a los del Homo erectus.

Sin embargo, algo está evadiendo a la naturaleza y a su consecuente reducción del cerebro y sigue haciendo a las personas cada vez más y más inteligentes. ¿Qué es? La tecnología, que junto a la revolución de Internet han unido a la inteligencia humana con la red de máquinas.

¿Es posible contener toda esa información de las redes en nuestra mente?. La respuesta sorprende, ya que existe una tecnología que se basa en la adquisición de ondas cerebrales mediante chips implantados y conectados a las neuronas; esta tecnología se conoce como la interfaz cerebro-ordenador (BCI Brain Computer Interface).

Las ondas son procesadas por una máquina o computadora, y fue utilizado por primera vez (2004) por el neurocientífico John Donoghue de la Universidad de Brown e implantado en un paralítico quien controlaba los dispositivos eléctricos con sus pensamientos. ¿Cómo? Las señales eléctricas del cerebro son enviadas a una máquina que las interpreta y formaliza en forma de orden en dispositivos eléctricos.

Internet es ideal para la inteligencia de las máquinas porque es una herramienta que permite trabajar en paralelo, comunicarse a largas distancias y también comete errores. La inteligencia artificial se crea a partir de la convergencia entre computadoras y nuestras redes neuronales, es decir, entre la fusión de máquinas y humanos.

En este sentido, Claudio Verrastro, Director del Grupo de Inteligencia Artificial de la Universidad Tecnológica Nacional de la ciudad de Buenos Aires, dijo que no le preocupa que la inteligencia artificial tome conciencia propia. Ya que, antes que nada, es un soporte para que las personas puedan comprender de mejor manera al mundo y a sí mismo, a su vez, colabora con la fabricación de herramientas para la producción de bienes y servicios. Por lo tanto, está en el poder humano usar a la inteligencia artificial como un arma de destrucción o para construir una sociedad mejor.

Fuente: noticias.universia.com.ar
Imagen:

Comentar