Aptus

Biotecnólogos rosarinos salen al mundo

El desarrollo de marcadores moleculares que guían la «hoja de ruta» en tratamientos de medicina personalizada, reactivos para laboratorios e indicadores biológicos para esterilización son novedades nacionales que se mostraron en el Pabellón Argentino de la Convención Internacional BIO 2014, en San Diego, California, Estados Unidos.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología que conduce Lino Barañao patrocina en la BIO2014 a tres empresas start up (Argenomic, de la Ciudad de Buenos Aires, Inbio Highway, de Tandil, y Terragene, de Rosario), interesadas en vincularse con la industria biotecnológica global.

«Desarrollamos biomarcadores moleculares o genéticos que tienen alguna correlación clínica ya sea identificando ‘blancos ‘donde funcionan los medicamentos, conocido como medicina personalizada, o definiendo diagnósticos, alguno de los cuales ya son conocidos con el nombre y apellido de esos marcadores», dijo a la agencia Télam el presidente de Argenomics, Alberto Saúl.

«Se trata de encontrar algún gen que explique el diagnóstico de una enfermedad o bien, ya conocida la enfermedad, identificar cuáles son sus características genéticas que harían que un determinado tratamiento funcione mejor que otro», indicó Saúl. Otro caso es el de Yanil Parma, coordinadora del laboratorio Inbio Highway, doctorada en la aplicación de kit diagnóstico para el Síndrome Urémico Hemolítico en el Inta Castelar.

«La empresa nació por la necesidad de reactivos especiales para biología molecular en 1998, cuando se empezó a desarrollar la (enzima) taq polimerasa, y en 2007 se logró la habilitación de un laboratorio propio en Tandil, el primero en el rubro», contó. Esteban Lombardía lidera la empresa Terragene, constituida en 2006 por la necesidad de productos de esterilización, desinfección y limpieza para hospitales e industrias. «Tenemos hoy 150 productos en unos 60 países», informó Lombardía.

La expectativa de la empresa es vincularse con otras similares de la Unión Europea, Asia, Latinoamérica y Estados Unidos, para generar información epidemiológica a partir de la cual los países puedan decidir políticas de salud más eficientes.

Fuente: Argentina.ar
Imagen: wallsave.com

Comentar