Aptus | Noticias de educación, cultura, arte, formación y capacitación

El nuevo mapa de la educación: Con ventilación y protocolos los estudiantes retoman la presencialidad

Un total de quince provincias retomaron las clases presenciales en lugares en donde los registros sanitarios y epidemiológicos lo permitieron. Algunas localidades mantienen clases virtuales, bimodales, con burbujas o de asistencia voluntaria.

Un total de 3,5 millones de alumnos de nivel inicial, primaria y secundaria volvieron este miércoles a las clases presencialesen las escuelas públicas y privadas de 40 municipios bonaerenses del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y de otros distritos del interior provincial.

Las nuevas medidas

El regreso cuidado a las aulas bonaerenses se realizará con tres nuevas medidas: la utilización de 33 mil medidores de dióxido de carbono para saber si el aire está viciado, la vigilancia epidemiológica activa y la entrega de turnos de vacunación para los trabajadores de la educación.

Desde el Gobierno bonaerense se explicó que fue la reducción de contagios de coronavirus lo que permite volver a la presencialidad en el AMBA.

Es que el DNU con medidas de cuidado para mitigar el avance de la segunda ola de coronavirus que atraviesa el país, establece un semáforo epidemiológico, de acuerdo con el cual se establecen distintos tipos de restricciones según la situación sanitaria en cada distrito del país.

Así, dispone que los distritos de «Alto Riesgo», aquellos que registran entre 250 y 500 casos cada 100.000 habitantes, pueden tener clases presenciales, y ese número en el AMBA actualmente se encuentra en 432.

Quince provincias con presencialidad

De acuerdo a un relevamiento en esta semana eran 15 las provincias que mantenían las clases presenciales o con sistema mixto, con concurrencia a las escuelas en turnos alternados, mientras en otras 8 se mantenían suspendidas (Córdoba, Santiago del Estero, Formosa, La Pampa, La Rioja, Catamarca, Santa Cruz y Chaco), aunque varias de ellas analizan si regresan a las aulas después de las vacaciones de invierno o a partir del 22 de junio.

Santa Fe y Mendoza

En Santa Fe, las clases presenciales regresaron el pasado lunes, alternadas con trabajo en los hogares, en escuelas de 147 localidades que tienen menos de 10 casos activos de coronavirus en los últimos 14 días.

Este sistema, que según la ministra de Educación, Adriana Cantera, permitirá “trabajar con la semi presencialidad en los niveles inicial y primario”, se extenderá en principio hasta el viernes 25 de junio.

Cantera adelantó que “en la medida que vayan mejorando” los indicadores sanitarios y avance la vacunación, se intentará “ir recuperando presencialidad en cada uno de los lugares que sea posible”.

La Dirección General de Escuelas (DGE) de Mendoza confirmó a Télam que desde el lunes 31 de mayo las escuelas de la provincia volvieron a la presencialidad con una planificación programada en cada institución educativa y con la continuación de la aplicación de todos los protocolos y normativas en el marco de la emergencia sanitaria.

Y, señalaron que en cada escuela se mueve aproximadamente en forma diaria entre el 35 y 40% de lo que es la matrícula, mientras que el presentismo varía entre un 80 al 85%, diferenciando «presentismo» de «presencialidad», explicó a Télam un vocero de la DGE.

Chubut, Entre Ríos y Tucumán

En Chubut, 9 de los 15 departamentos volvieron esta semana a las clases de manera presencial con burbujas alternadas en todos los niveles.

La ministra de Educación, Florencia Perata, dijo a Télam, que «estamos dando otro paso en el regreso progresivo a la presencialidad plena», dado que los otros seis departamentos que tenían solo el modo virtual hasta la semana pasada van regresando de manera gradual a la presencialidad, comenzando con el nivel inicial y primer ciclo del primario.

El Gobierno de Entre Ríos resolvió regresar a las clases presenciales en todos los niveles y establecimientos en sus 17 departamentos, con excepción del secundario y superior en Paraná y tres localidades cercanas pero dos de los gremios mayoritarios decidieron rechazar la medida y continuar la virtualidad, por lo que el Consejo General de Educación pidió que intervenga la Secretaría de Trabajo.

Las medidas gremiales «atentan contra el derecho a la educación de niños, niñas y adolescentes y puede generar el descuento de haberes por los días no trabajados», remarcó el director del CGE, Martín Müller, y agregó que la medida gremial «no es legal porque no existen normativas para trabajar desde la virtualidad».

En ese marco, la Asociación Gremial del Magisterio (Agmer) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) convocaron a un paro presencial pero «continuar desde la virtualidad para garantizar el proceso educativo».

La decisión gremial se tomó debido a la «falta de condiciones y las bajas temperaturas que impiden el correcto cumplimiento del protocolo» y es «prorrogable en forma automática y semanal en tanto se mantengan o empeoren las condiciones sanitarias», informó Agmer.

En Tucumán, se aplica un sistema bimodal con clases dos veces por semana en escuelas con matrícula igual o menor a 300 estudiantes, distribuidos por ciclos.

Todos los miércoles para sanitización de edificios, se dictan clases de forma remota.

“La presencialidad es voluntaria y lo dijimos en todo momentos, No se puede forzar pero entendemos que es muy necesario para niños, niñas y jóvenes» sostuvo el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, y agregó «debemos tomar los cuidados» para evitar los contagios.

Corrientes, Neuquén y Tierra del Fuego

Corrientes retomó las clases presenciales en modalidad mixta con grupos de alumnos que alternan cada 15 días, luego de una suspensión por casi un mes, en consonancia con la retracción a Fase 3, tras el incremento de casos y de fallecimientos por coronavirus.

“Junto al Comité de Crisis decidimos la vuelta a la presencialidad segura y cuidada en toda la provincia, combinando clases presenciales y virtuales, dividiremos los grupos de alumnos en burbujas que alternarán cada 15 días”, anunció el gobernador Gustavo Vales.

La ministra de Educación, Susana Benítez, dijo que “ya tuvimos clases presenciales con protocolo y es esencial retomar conceptos antes del receso invernal”.

San Juan, Río Negro y San Luis

En San Juan, el dictado de clases primarias y secundarias se implementa con un sistema denominado “presencialidad cuidada voluntaria bimodal con alternancia” que deja la decisión a los padres de los alumnos si concurren o no a la escuela o si desarrollan sus tareas desde la casa.

Según la información oficial, la presencialidad es del 46,63 por ciento de los 54.942 alumnos inscriptos en los turnos mañana y tarde.

En Río Negro, 49 ciudades volvieron a la presencialidad en los niveles Inicial, Primario y Especial, informó el Gobierno provincial, y la gobernadora Arabela Carreras afirmó que “en la medida que la situación sanitaria lo permita, iremos recuperando la modalidad presencial de clases en toda la provincia”.

En San Luis, las clases se dictan de forma mixta (presencial y virtual) y desde mitad de mayo el Ministerio de Educación local dejó, ante el aumento de contagios del virus, a voluntad de los tutores la decisión de enviar a sus hijos al establecimiento educativo.

Jujuy, Misiones y Salta

En Jujuy las clases se desarrollan de forma presencial, combinando un sistema virtual, en las diferentes escuelas y únicamente las rurales o urbanas con poca cantidad de alumnos tiene clases diariamente de forma presencial.

En Misiones también se aplica un sistema de clases mixto, con grupos de alumnos que tienen clases de manera presencial una semana y a la otra lo hacen de forma remota.

En Salta, el lunes 31 de mayo se retomó la presencialidad bajo el estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, por grupos establecidos y medidas destinadas a garantizar el distanciamiento social en 21 departamentos.

En los departamentos Metán y Rosario de la Frontera, la presencialidad se suspendió por una semana debido a la situación de alarma epidemiológica y trabajaron hasta el 4 de junio de manera virtual, pero ya se reincorporaron a la presencialidad en las escuelas.

Córdoba, Santiago del Estero y Formosa

Entre las provincias que mantienen sus clases suspendidas, Córdoba tiene las restricciones vigentes desde el 7 hasta el viernes 18 de junio debido a las altas cifras de contagios de coronavirus que registra desde la segunda quincena de mayo, con una ocupación de más del 83 por ciento de las camas críticas de Terapia Intensiva.

Funcionarios del Gobierno mantendrán una reunión virtual con intendentes para analizar los resultados de las restricciones de las dos semanas, y definir cómo continúa a partir del próximo viernes.

En Santiago del Estero, el Comité de Emergencias indicó que hasta el viernes día 18 de junio siguen “suspendidas las clases presenciales en toda la provincia, realizándose únicamente las mismas bajo modalidad virtual”.

El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, anunció junto al ministro Nicolás Trotta, el posible regreso a clases presenciales después de las vacaciones de invierno y remarcó que «la vida no se termina en una pandemia».

Insfrán apuntó que por la «proyección y la baja de casos, comenzaremos las clases presenciales luego del receso de invierno», en julio.

La Pampa, La Rioja, Chaco, Santa Cruz y Catamarca

El Ministerio de Educación de La Pampa informó que las clases presenciales volverán el 22 de junio pero sólo de manera focalizada, es decir en los pueblos donde la situación epidemiológica por la pandemia lo permita.

Las autoridades de la cartera educativa se reunieron con representantes de los gremios y se acordó el retorno focalizado en todas las localidades a excepción de los departamentos Capital, Telén, Victorica, Eduardo Castex, Trenel, Realicó, Intendente Alvear, 25 de Mayo y Catriló.

La Rioja también continuará al menos hasta el 18 de junio con clases exclusivamente virtuales, porque la situación epidemiológica se mantiene crítica y, según fuentes de Educación, el fin de semana el organismo informará si sigue este sistema o no.

El Ministerio de Educación también anunció que el receso invernal escolar irá desde el 12 al 27 de julio, una semana después de la fecha de años anteriores.

En Chaco las clases presenciales siguen suspendidas, salvo en las escuelas rurales donde según la Subsecretaría de Planeamiento del Sistema Educativo, Ciencia y Tecnología el lunes se retornó la “presencialidad cuidada” en las localidades de Cote Lai, Charadai, El Sauzalito y Comandancia Frías que registran una tasa de incidencia inferior a 150 casos cada 100.000 habitantes.

Una situación similar persistía en Catamarca, sin clases presenciales en general.

En Santa Cruz, a las clases siguen de modo virtual pero el Consejo Provincial de Educación autorizó desde el pasado lunes las clases presenciales en dos ciudades, Piedra Buena y Lago Posadas, con una organización en grupos según edades, horarios, espacio físico y protocolos.

La presidenta del CPE, María Cecilia Velázquez, anunció también que la ciudad de El Calafate prepara sus esquemas de presencialidad combinada a partir del 22 de junio.