Aptus | Noticas de educación, cultura, arte, formación y capacitación

Deportistas y estudiantes de alto rendimiento

Valentina Mercadé y Tobías Georgis son alumnos de los colegios de Apdes en Rosario: Valentina cursa 2do Año en el Colegio Mirasoles; Tobías, 5to Año en el Colegio Los Arroyos. Los dos son deportistas de alto rendimiento con una trayectoria impresionante, y más teniendo en cuenta su corta edad.

Valentina Mercadé integra el seleccionado argentino juvenil de waterpolo. El equipo ganó Medalla de Plata Sudamericana 2018 y 2019, y acaba de lograr la Medalla de Bronce en los Juegos Panamericanos Sub21 de Trinidad & Tobago 2019, la primera vez en la historia del seleccionado argentino. Durante la primera semana de septiembre, Valentina representó a Mirasoles en las competencias de atletismo de Santa Fe Juega y al finalizar, sus padres la llevaron a Buenos Aires para reunirse con todas sus compañeras en un certamen intercolegial de hockey.

Tobías Giorgis es campeón del Junior Moomba Masters Australia 2019 y cuatro veces medallista en los Juegos Sudamericanos de playa, Rosario 2019: en ese evento fue elegido abanderado de la fiesta de clausura por ser el mayor medallista de los Juegos. Es el 1er rosarino en la historia en ganar los Junior US Masters celebrados en Estados Unidos, en mayo 2019. Ganó Medalla de Bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019: el atleta argentino más joven en ganar una medalla panamericana  en Lima 2019, con solo 17 años, o sea todavía en categoría juvenil, por encima del actual campeón mundial Open, el chileno Felipe Miranda.

«Empecé a esquiar cuando tenía 2 años, en Puerto Roldán, donde vivo, con la ayuda de mi papá que, desde chiquitos tanto a mi hermano como a mí, nos tiraba a esquiar al lado de la lancha y ya a los 4 empecé a competir en Argentina».

Valentina tiene 14 años, y practica el waterpolo desde hace 8. Además de concurrir a un colegio de doble escolaridad, entrena 3 horas diarias y complementa con varias horas más de gimnasio.

«En el deporte siempre nos inculcan que demos al colegio la misma importancia que al waterpolo, que mantengamos las dos ocupaciones al máximo nivel y sostengamos las notas escolares estables y altas, para que cuando se nos pida una dedicación mayor de tiempo al deporte,  por un campeonato, por ejemplo, estemos en condiciones de hacerlo. Para lograrlo, en Mirasoles siempre me ayudaron para que me lleve los temas, las tareas o el material que necesito si voy a estar ausente, y en el caso de pruebas o exámenes, para adelantarlos si hace falta».

Tobías comparte su experiencia: 

– Se puede pensar que es muy difícil hacer un deporte de alto rendimiento y llevar el colegio al día pero Los Arroyos me ayudó, por ejemplo, a poder reprogramar las pruebas cuando uno no está, llevar el material en el viaje, en la Primaria hacía muchos trabajos por mail también. Es cuestión actitudinal de cada uno, de ponerse con las dos cosas y no mezclar cómo le va a uno con el esquí, con el colegio, y saber determinar qué momento es para cada uno. Cuando estoy esquiando, concentrarme en esquiar y cuando estoy en el colegio, prestar atención en cada clase. Esquiar de día, que no se puede hacer de noche y a esa hora meterle con el estudio. Creo que es muy importante determinar y organizarse en qué momento hacer cada cosa. Yo esquío a la tarde, después del colegio, 1 hora y media por día y después me pongo con el estudio. A veces es difícil pero si uno quiere hacer las dos cosas tiene que tener disciplina y conocerse a uno mismo.

– ¿Qué trae consigo practicar un deporte a este nivel?

– Por ahí me pierdo muchas cosas por este deporte que hay que practicar día a día, sobre todo las salidas con los amigos, ir a una fiesta… o controlarse, no tomar alcohol, que por ahí todo el mundo lo hace ahora; me pasó que tuve que dejar de jugar al fútbol con mis amigos los fines de semana… Para especializarme en un deporte de alto rendimiento, uno tiene que dejar bastantes cosas. Pero también creo que por hacer cualquier deporte de alto rendimiento uno se va creando como persona, va formando valores: levantarse a la mañana para venir a practicar, estar todo el día entrenando, la autodisciplina, la actitud. Hacés bastantes amigos, muchos de mis más amigos son del esquí, de México, Colombia, también de Buenos Aires, vas conociendo mucha gente, vas conociendo el mundo también: si no hubiera hecho este deporte no habría llegado a ese tipo de cosas.

Nacho Huergo, coordinador de Educación Física, explica:

– Desde los colegios incentivamos a todos los chicos, siempre ha sido una política del colegio apoyar a los deportistas. En el caso de Tobías y Valentina, llegaron al alto rendimiento. Es esencial la gran participación y el gran compromiso de la familia. El colegio simplemente facilita las cuestiones de estudio: gracias a la tecnología se pueden llevar para estudiar adonde entrenan, para cumplir con entregas; en ningún momento se es contemplativo o condescendiente con estos alumnos, se exige como a cualquier otro en lo que pueden dar. Ellos llegaron a los más altos resultados y el mérito de esto es de su familia y de cada uno. El colegio solamente apoya.

Chicos, ¿qué aprendieron en el colegio que les ayuda a ser buenos deportistas?

– Los valores que me inculcaron la familia y el colegio, afirma Valentina, que más me sirven para el deporte son la importancia de la superación personal, aprender a ponerte tus objetivos, enfocarte en ellos y no mirar qué hacen o dicen los demás sino darlo todo para mejorar tus metas personales, para crecer.

– Pienso que el colegio se asemeja mucho a la vida de un deportista, sigue Tobías, porque uno se tiene que levantar temprano, practicar, estar en clase, si no practicás después en el torneo te va mal, y lo mismo con el colegio: si estás paveando en clase después en la prueba no hay resultado y también el colegio te enseña a organizarte en tu vida, tus entrenamientos, tus descansos, como prepararte para una prueba, para un torneo. Creo que el colegio hace un gran trabajo al incentivar a los deportistas a que se dediquen a lo que uno quiere hacer fuera del colegio con los convenios, por ejemplo y este colegio a aquellas personas que quieren ser tanto buenos deportistas como buenos alumnos les da el espacio para que pueda hacer bien las dos cosas, y ese apoyo no se da en todos los colegios.

Valentina y Tobías fueron galardonados en la Fiesta del Deporte de los Colegios de Apdes en Rosario. Como resaltaron sus Directores, “el trabajo conjunto de familia y colegio en pos de una educación integral, brinda resultados extraordinarios”.

Imagen: sport.aktuality.sk

Comentar