Aptus | Noticias de educación, cultura, arte, formación y capacitación

Consejos para introducir la igualdad de género en las clases

La escuela es un ámbito clave en el que se puede contribuir o no a fomentar la igualdad de género. Todo depende del tipo de educación brindada

La Familia, el entorno social y digital, los medios de comunicación y la escuela son solo algunos de los ámbitos de influencia en los que se forman las personas y que contribuyen o no a fomentar la igualdad de género.

Un docente puede impulsar que sus alumnos persigan la igualdad genérica desde el aula, a partir de las siguientes estrategias, según consignó Aula Planeta:

  • La formación en igualdad de género es transversal, y aplicable tanto a hombres como mujeres, pese a que son estas últimas, y con mucho, quienes sufren las consecuencias de su ausencia de forma más nociva.
  • Hacer autocrítica, ya que los comentarios y actitudes que el docente muestre en materia de igualdad ante su alumnado puede reafirmar o cuestionar determinados lugares comunes que hayan podido asumir a lo largo de sus vidas.
  • Fomentar el respeto entre alumnos y alumnas, señalando y refutando las actitudes vejatorias por razón de género que puedan aparecer en las clases, aunque siempre a partir de la argumentación y el razonamiento. No vendrá mal revisar lo aprendido en clase con espacios de tutorías, para poder debatir en profundidad y con los implicados lo ocurrido en el salón.
  • Aprovechá algunos de los recursos que ofrezca la asignatura que se imparte en el aula para debatir sobre género e igualdad. La visualización de películas o fragmentos, lecturas de capítulos o libros enteros o, sencillamente, parte de la materia que se dicte en clases es útil para cuestionar las injusticias en cuestión de género.
  • Trabajar en equipo con el resto del profesorado del establecimiento para resaltar las actitudes machistas que detectes en el alumnado. Acciones coordinadas en este sentido, que pueden incluso traducirse en un aprendizaje por proyectos con la igualdad como tema de fondo, pueden convertir a la institución en un entorno que respete la igualdad independientemente del género.
  • Alfabetización digital: internet y las redes sociales son hoy una nueva forma de relacionarse que puede escapar a la vista y control de adultos capaces de poner en cuestión actitudes y modelos que confunden, entre otros, machismo con popularidad, y amor con control y sometimiento. Fomentar el desprecio de género en internet, es equivalente a hacerlo en la vida real. Por eso es necesario formar a los alumnos en la detección del acoso digital por razón de género.
Imagen: Shutterstock

Comentar