Aptus | Noticias de educación, cultura, arte, formación y capacitación

Cómo tomar buenos apuntes el clase

Si se hacen bien, permiten focalizarnos en el tema, fijar conceptos en la memoria y facilitarnos el estudio posterior

Tomar apuntes permite focalizar la atención en la clase, garantiza fijar conceptos en la memoria y dejar plasmadas en papel interpretaciones del docente sobre el tema en cuestión, lo que nos facilitará y mucho la tarea de estudio posterior.

Para que los apuntes sean realmente buenos y útiles, el sitio E-Título dio una serie de consejos:

Prepararnos: si se puede leer antes de la clase para familiarizarnos con las palabras claves, genial. Pero como pocos tienen tiempo para ello, al menos se debe procurar contar con todo el material para tomar apuntes, sentarse cerca del profesor y del pizarrón para no perdernos nada ni distraernos, y apagar el celular.

Ser organizado y claro: no hace falta que la letra sea perfecta, pero sí que sea clara para nosotros y que el texto respete un orden y esté adecuadamente jerarquizado. Dejar un espacio entre cada tema y lugar en los márgenes para añadir anotaciones posteriores, es de gran importancia. También subrayar o pintar de otro color las partes claves para identificarlas a simple vista.

Pasar a limpio ¿sí o no?: copiar de nuevo todo lo que hemos puesto en clase sólo para que quede más lindo es una pérdida de tiempo total. Lo único que justifica pasarlos sería ampliar los temas o indicar dudas o posibles fuentes de referencia. Los apuntes no son para acumularlos en una carpeta y olvidarnos de ellos hasta que llegue el examen, son parte del trabajo diario de estudiar y hay que leerlos de nuevo cuando aún tenemos fresco lo que se ha dicho en clase.

Identificar lo importante: aunque parezca evidente, debe aclararse que no hay que anotar todo. Se debe aprender a diferenciar lo importante de lo irrelevante que dice un profesor, y para eso hay que prestarle atención al énfasis que pone cuando dice ciertas cosas, a la reiteración de conceptos o simplemente a la frase “anoten esto que es importante”.

Escuchar antes de copiar: vinculado al punto anterior, no se trata de escribir todo a gran velocidad para que no se nos pierda detalle, sino de interpretar lo que dijo el docente, sintetizar la idea más importante y anotarla.

Frases cortas y abreviaturas: escribir apuntes como lo hacemos por WhatsApp, corto, abreviando y conciso es un consejo muy útil para no perder tiempo. Claro que siempre hay que hacerlo de la misma forma para entenderlo cuando lo estudiemos.

Usar nuestras palabras: por muy bien que explique un profesor, siempre vamos a entender mejor algo que nos contamos nosotros mismos. Además, el trabajo mental que hacemos al traducir a nuestro propio lenguaje lo que estamos escuchando hará que lo fijemos en nuestra memoria mucho mejor y que a la hora de estudiar lo entendamos con claridad.

Imagen: Shuterstock

Comentar