Aptus

Cinco videojuegos educativos

No son solo una forma de entretenimiento, sino que permiten aprender, incrementar el rendimiento académico de los chicos y fomentar valores positivos

El juego tiene una vital importancia en el desarrollo psicológico, social y/o cultural del ser humano, sobre todo en edades tempranas. Es por eso que los videojuegos, una de las formas más populares de ocio en los niños de hoy, cada vez son más empleados en el ámbito educativo.

Su implementación en el aula requiere dejar atrás los prejuicios, y considerar que los videojuegos no son solo una forma de entretenimiento, sino que permiten aprender, incrementar el rendimiento de sus jugadores, fomentar el trabajo en equipo y también reforzar los conocimientos adquiridos gracias a su capacidad de motivación, según consignó Aula Planeta.

Estos son algunos de los que cuentan con mayor nivel pedagógico:

MinecraftEdu: en uso creciente en centros educativos como complemento para el estudio de las matemáticas, ya que incluye numerosos ejercicios y actividades para sus usuarios.

SimCity Edu: da a sus jugadores la posibilidad de crear y gestionar una ciudad, interactuando a través de una comunidad virtual en la que pueden encontrarse numerosas actividades didácticas relacionadas con el juego.

September the 12th: con un clarísimo planteamiento ético y antibélico, tiene lugar un día después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en los EE.UU. Un escuadrón militar estadounidense armado hasta los dientes patrulla por una ciudad de un país árabe. Pero a cada muerte civil que provoca, el número de enemigos terroristas se multiplica hasta inundarlo todo y hacer imposible la victoria.

Kokori: a través de siete misiones en las que el jugador viaja por el interior de una célula, este premiado juego traducido al castellano permite el aprendizaje de conocimientos sobre biología y medicina desde una perspectiva lúdica. Cuenta con guías didácticas para docentes, un comic y una serie de televisión.

Discover Babylon: situado en la antigua Mesopotamia (el actual Irak), consiste en resolver enigmas a través de los conocimientos históricos y sociales de los estudiantes sobre esa civilización, así como sobre sus prácticas comerciales. Está destinado a estudiantes de entre 8 y 16 años de edad.

Imagen: Shutterstock

Comentar