Aptus | Noticas de educación, cultura, arte, formación y capacitación

Al “rescate” de la educación: el rol de las Edtech durante la pandemia

Emprendimientos tecnológicos que brindaron soluciones inmediatas para que docentes, alumnos y familia puedan seguir conectados

En febrero de este año, ARCAP publicó un informe sobre el impacto positivo que tienen las inversiones de Capital Semilla y Emprendedor en la economía a través de la creación de empleos, el acompañamiento de proyectos y fundamentalmente el fomento a la innovación.

En estas circunstancias excepcionales por causa de la pandemia, surgieron nuevos desafíos y es necesario más que nunca adaptarse y empezar a utilizar herramientas de conexión digital para que los engranajes puedan seguir funcionando.

En este contexto, la educación en línea se volvió imprescindible y surgió la necesidad imperiosa de encontrar las herramientas más adecuadas para garantizar la continuidad pedagógica durante la transición del aula tradicional a la enseñanza virtual.

Plataformas como Blended y Go School, emprendimientos en Edtech que surgieron hace unos años, hoy tomaron la delantera para salir “al rescate” de la educación que hasta marzo de 2020, era fundamentalmente presencial.

Blended 

Blended surgió hace cuatro años a partir de un interés especial de Nicolás Giménez, creador y CEO de la empresa, en su época de estudiante universitario.

Cuando estaba terminando su carrera de Administración de Empresas en la Universidad de San Andrés, realizó una investigación junto a su actual socio Federico Hernández acerca de las problemáticas pedagógicas que en ese momento tenían los docentes en Argentina y sobre cómo esas problemáticas podían ser resueltas a través del uso de la tecnología.

En este trabajo, en el que también se abordaron las dificultades que atraviesa América Latina en materia educativa, quedó en claro que el mayor desafío de los educadores es “lograr involucrar a las familias en el proceso de aprendizaje de sus hijos”.

A partir de esta investigación, Nicolás y Federico, sintieron la necesidad de contribuir a esta problemática coyuntural y por eso en 2016 crearon Blended, la plataforma de comunicación y gestión escolar. 

A diferencia de otras herramientas, Blended es una plataforma de comunicación integral creada especialmente para que directivos y administradores tengan control absoluto de sus instituciones. A través de ella pueden enviar notificaciones, compartir contenidos educativos y coordinar trabajo entre las familias y los docentes.

También brinda la opción de integrar herramientas para complementar, mejorar y potenciar la experiencia de educación a distancia a través de plataformas que, por ejemplo, permiten realizar videoconferencias en vivo.

La empresa actualmente posee oficinas en Lima y Buenos Aires, trabaja con 600 colegios en 8 países de América latina y en Argentina está presente en más de 190 instituciones ubicadas en diferentes provincias.

Como explicó Nicolás Giménez, CEO y co-fundador de la compañía: “Durante la coyuntura del Coronavirus el uso de la plataforma por parte de docentes, padres y alumnos aumentó un 600 % con respecto a los meses previos a la cuarentena”.

Uno de los componentes más destacables de las empresas digitales y tecnológicas es la capacidad de adaptación y flexibilidad y Blended es un ejemplo de eso. Debido a la alta demanda,  el área de atención al cliente robusteció su equipo en un 50% e incrementó una cuarta parte el área de tecnología para sostener el aumento de la demanda del servicio”, agregó el CEO.

Además, lanzaron nuevas funcionalidades en la plataforma cada dos semanas desde el inicio de la cuarentena con el fin de mejorar la gestión y la comunicación de las instituciones educativas en tiempos de suspensión de clases.

Consultados acerca de las dificultades a las que se fueron enfrentando en estos meses, explicaron: “Enseñar a través de nuevas dinámicas, implica el diseño de distintos modos de organizar los tiempos, los espacios, los agrupamientos de los alumnos y el uso de los recursos. La contingencia causada por la pandemia no dio lugar a una transición ordenada sino que de manera urgente y con dificultades, aceleró la mudanza de la escuela primaria y secundaria al entorno virtual”.

“La crisis del coronavirus no hizo más que acentuar algunas desigualdades ya existentes en el sector educativo, como por ejemplo la desigualdad ante la (des)conexión y el acceso a la digitalización o la necesidad de acompañar a los docentes en el proceso de mudar los contenidos pedagógicos a las aulas virtuales”, agregaron.

Blended tiene claro que la educación es un hecho vincular y que al ser virtual, requiere de una comunicación eficiente que garantice la continuidad pedagógica de los alumnos, por eso la plataforma brinda los medios y caminos necesarios para que aprendizaje en línea sea posible.

GoSchool

Otro de los emprendimientos en EdTech que dio el salto en este tiempo es GoSchool, una plataforma de gestión y comunicación académica para instituciones de nivel inicial, primario y secundario fundada en Mendoza.

“La idea surgió tras analizar las problemáticas sociales que se podían resolver con tecnología. Comenzamos por generar un espacio de comunicación para conectar a las familias con las escuelas. Arrancamos con fondos propios (bootstraping), en 2017 recibimos una inversión ángel y en 2019 el apoyo de una aceleradora de startups (embarca.tech)”, comenzó explicando Ezequiel Prieto, Fundador y CEO. 

Las herramientas que componen la plataforma son clases por videoconferencia sin límite de tiempo, opciones de programación de tareas y devolución con correcciones, la posibilidad de hacer exámenes autoevaluables con múltiple opción, foros de discusión y archivos compartidos. Además, ofrece la digitalización de toda la documentación del alumno, desde la pre-inscripción al jardín de infantes hasta el analítico cuando egresa.

“Anteriormente veíamos que podíamos enterar de que hubo un tsunami en Asia pero no sabíamos si nuestro hijo entró al colegio. Entonces comenzamos a desarrollar funcionalidades de comunicación, pero nos encontramos que había que digitalizar los procesos internos, porque siguen utilizando el papel como principal tecnología”, contó Prieto.

El mismo día que se anunció la suspensión de las clases en Argentina, GoSchool abrió su herramienta de aula virtual para que cualquier escuela pública o privada de Argentina pueda utilizarlas sin costo y de forma ilimitada:

 “Nos adelantamos a la suspensión de las clases y armamos un servicio gratuito de aulas virtuales, porque sabemos que en toda Latinoamérica el porcentaje de instituciones que tienen digitalizados sus procesos es muy bajo. En la primera semana se registraron 600 instituciones y al cabo de 45 días eran 1300”, expresó el fundador.

Antes de la pandemia tenían usuarios en 16 provincias de Argentina, hoy están en todas las provincias y en otros 4 países (Chile, Colombia, Perú y México). A la gran demanda de los clientes se sumaron todos los registros gratuitos por lo que tuvieron que mejorar tanto infraestructura como procesos internos para poder continuar con la calidad de servicio.

Respecto a dificultades que fueron vislumbrando en este tiempo, el CEO de Go School expresó que “el gran problema es que en una casa no hay computadoras/teléfonos para todos, entonces la mayoría de las familias tuvieron que “turnarse” para realizar las actividades”.

“El otro problema es la falta de planificación para las actividades, entonces los docentes al principio saturaron a los padres y alumnos de tarea, sin un objetivo claro y pensar en que por ej la mayoría no tiene una impresora en la casa”, continuó.

Conclusiones post pandemia 

Consultados respecto a cómo ven la educación a futuro, desde Blended comentan que “la situación actual está interpelando a las instituciones educativas sobre su capacidad de responder a un desafío con el que desde hace años la educación viene lidiando, que es el de la digitalización”.

“Es muy probable que a causa de la pandemia la transformación en las formas de educar y aprender persista de ahora en más”, y agregaron:  “La transición hacia la enseñanza en línea es sin dudas una gran oportunidad para mejorar la comunicación fuera del aula tradicional e involucrar a las familias en el proceso de aprendizaje mejorando así la calidad educativa de los alumnos”.

Por su parte, Prieto mencionó que está coyuntura rompió con estructuras mentales y permitió la internalización de una herramienta que antes era un tanto resistida ya que sólo un 6% de las escuelas en el país utilizaban alguna plataforma virtual:

“La conclusión que podemos sacar es que esta crisis logró acelerar los procesos de digitalización en un vertical tan complejo como es la educación. Ya no hay vuelta atrás, tanto directivos como docentes, padres como alumnos, incorporaron herramientas tecnológicas en su día a día”.

Imagen: educaweb.com

Comentar