Aptus | Noticas de educación, cultura, arte, formación y capacitación

Adolescentes en aislamiento: Socializar aún en la distancia

En la coyuntura que atraviesa la sociedad en momentos de pandemia, estudiar desde casa y no poder reunirse con los amigos y amigas puede repercutir e la salud mental o emocional.

Por ello, desde estudios recientes se establecieron puntos y consejos para sobrellevar de la mejor manera esta situación y fundamentalmente en el rango etario adolescente, tan propicio a las reuniones con sus pares y el consejo principal es que a pesar del confinamiento es importante “seguir socializando a la distancia”.

Por tal motivo podrían buscar a sus amigos/as a través de servicios como Zoom, Hangouts o incluso por videollamada de Whatsapp, para tener conversaciones cotidianas.

Socializar desde el sofá de casa es importante. Si bien no se pueden concertar reuniones con amigos en cafeterías o bares eso no significa que esté todo perdido, continúa haciéndolo a través de la compu, tables o celular. Lo importante es continuar haciéndolo, por muy antinatural que pueda parecer comer delante de una computadora.

Lo bueno de vivir en un mundo hiperconectado es, justamente, que lo lejano no lo está en realidad tanto. Es la oportunidad perfecta no solamente para continuar en contacto con amigos con los que sueles estar continuamente, sino también con aquellos a los que, desgraciadamente, no puedes ver con tanta asiduidad. Personas que viven en otras ciudades o países.

También hay que tener en cuenta que no solo las conversaciones que requieren toda tu atención (como una videollamada) son efectivas. De la misma manera, los ‘pequeños detalles’ pueden ayudar a incrementar esa sensación de cercanía. Mensajes, whatsapps… los expertos también aconsejan integrar en el día a día el contacto.

Según estudios de psicología un elemento importante para sentirse conectado socialmente es recibir el apoyo de otros, o al menos saber que está ahí para solicitarlo si fuese necesario. La ayuda puede ser de muchas maneras, desde ‘tangible’ (una oferta), ‘informativa’ (dar información a un amigo preocupado durante la pandemia), o ’emocional’ (estando pendiente de él o ella). Percibir ese apoyo puede ser suficiente, según la psicóloga, para paliar el estrés.

 

Comentar