Aptus

5 tips para aprender más rápido

Si querés que tus horas de estudio rindan más, poné en práctica estos 5 pasos para aprender más rápido

Si bien aprender un nuevo idioma o adquirir una nueva habilidad es muy gratificante, muchas veces solemos descartarlo por falta de tiempo. Es por este motivo que reducir la curva de aprendizaje ha sido el principal objetivo de los alumnos y también los docentes. Para lograrlo, en esta ocasión Universia propone 5 consejos comprobados científicamente para aprender con más agilidad, según Entrepreneur.

Buscá ayuda: Si bien el aprendizaje autónomo es una actitud muy valorada y útil, muchas veces no tenemos en cuenta la cantidad de tiempo y esfuerzo que podríamos ahorrar si buscáramos ayuda.

Si querés lograr el dominio más rápido de una habilidad o conocimiento, lo primero que tendrías que hacer es consultar a un experto en la materia, es decir, alguien que ya tiene los conocimientos que querés  adquirir. Asimismo, te recomendamos que solicites feedback, ya sea de un experto o un colega o compañero.

Descomponé el tema: Para comprender un tema con más rapidez, descomponelo y  determiná cuáles son los elementos básicos que tenés que incorporar con más urgencia. Numerosos estudios indican que los conceptos revisados durante las primeras horas son los que generan mayor impacto. Por este motivo, la clave para dominar una habilidad es aprender los conceptos  más importantes dentro de las primeras 20 horas dedicadas al estudio.

No intentes hacer muchas cosas al mismo tiempo, no va a resultar: Si leíste nuestra nota ¿Somos capaces de practicar la multitarea?, ya sabrás que los expertos recomiendan evitar practicar el “multitasking». Lo cierto es que en lugar de aumentar la productividad, la multitarea suele distraernos,  y por lo tanto, obstaculiza el aprendizaje.

Repetí y repetí (sí, hasta el cansancio): No todos los expertos no se deben a su talento innato, sino que la mayoría resultan de la práctica. El aprendizaje requiere frecuencia y persistencia, hasta el punto que puedas responder una pregunta o practicar la habilidad inconscientemente, sin siquiera pensar en ello.

No te desanimes: Enfrentar un nuevo desafío, como puede ser aprender un nuevo idioma, suele ser muy emocionante. El problema surge luego que la euforia se desvanece, cuando el progreso comienza a estabilizarse o disminuir. Es justamente en esta etapa cuando la mayoría de las personas renuncian. Si no querés imitarlos, en lugar de esperar la llegada de ese bajón anímico, prepárate para enfrentarlo.

Imagen: archivo de imágenes

Comentar